Pasan diez años de la muerte en arresto domiciliario de la que fue la última líder del movimiento feminista de Irán, y la primera mujer iraní condenada a muerte por la “propaganda comunista” en 1953. Maryam Firuz (1913-2008), una de las personas más que más ha marcado la historia contemporánea de Irán, era hija de un príncipe de la dinastía de Qayar, que pasó al bando contrario defendiendo hasta la muerte la justicia social y la igualdad, recibiendo el apodo de “La Princesa Roja”.